News

En setiembre de este año tuvo lugar la octava edición anual del Programa Europeo de Intercambio de Tripulaciones de Barcos de Salvamento, donde los miembros de las tripulaciones intercambian lugares para aprender sobre diferentes equipos y adquirir experiencia en nuevas locaciones.

Con la participación de 72 profesionales de búsqueda y rescate marítimo de 14 países de Europa, el programa se lanzó en 2012 y se ejecuta en septiembre de cada año.

Reúne a voluntarios de organizaciones de botes salvavidas para entrenar, compartir las mejores prácticas y aprender unos de otros, organizados por los grupos participantes.

Cada año, el número de voluntarios y organizaciones SAR marítimas que participan en el intercambio de tripulaciones ha crecido, y cada año los comentarios de los participantes han sido abrumadoramente positivos, describiéndolo como un ejercicio increíblemente útil y productivo.

El Programa Europeo de Intercambio de Tripulaciones crea vínculos estrechos y extremadamente colaborativos entre las organizaciones SAR.

También ofrece una forma muy rentable de desarrollar las habilidades y la experiencia de las tripulaciones, sobre todo porque todos compartimos el mismo objetivo común: salvar más vidas en el mar.

Los profesionales de SAR marítimo, como es de esperar, completan una formación exhaustiva, intensiva y continua y, sin embargo, muchas organizaciones de botes salvavidas en todo el mundo son organizaciones voluntarias y benéficas.

Por lo tanto, esta cooperación maximiza los beneficios compartidos y ayuda significativamente a desarrollar la capacidad de rescate en Europa.

Las organizaciones de botes salvavidas de Alemania, Noruega, Finlandia, Suecia, el Reino Unido, los Países Bajos, Francia, Estonia, Portugal y Croacia enviaron sus tripulaciones a otros lugares y acogieron equipos de otros países.

Mientras se desarrollaba este Programa, miembros de las tripulaciones de Letonia, Rusia y Canadá, viajaron por Europa para experimentar el servicio activo con las organizaciones anfitrionas.

Durante toda una semana (del 21 al 28 de septiembre de 2019), los integrantes de las tripulaciones participaron en ejercicios simulados, compartieron experiencias personales de situaciones de rescate complejas y aprendieron nuevas técnicas y habilidades.

Todos los participantes calificaron el intercambio de una semana como excelente o muy bueno, siendo los beneficios más importantes la oportunidad de aprender nuevas técnicas y probar diferentes recursos.

Shawn Burchett, de Royal Canadian Marine Search & Rescue, habló en nombre de muchos de los miembros de las tripulaciones cuando dijo que lo más importante era que los participantes compartían la pasión por mejorar el SAR marítimo en cualquier parte del mundo, y que su entusiasmo y energía trasciende las fronteras y las barreras idiomáticas.